Un esperpento cualquiera más trágico
y certero que la propia realidad

LA OBRA

Tribulaciones del diestro Jorge Moreno "Morenito"
luego de aceptar un clavel arrojado desde el tendido nueve
por una supuesta desconocida

En estos tiempos el valor se les supone, además de a los toreros, a los teatreros. Jorge Moreno “Morenito” pisa otra vez el albero/escenario para hacer el paseíllo con un nuevo grupo –Ánimo de Lucro– y una nueva obra -cuyo nombre también se las trae-. Los éxitos de Konjuro le han servido para elegir plaza, cartel y fecha, pero cada morlaco teatral tiene su lidia y sabe pegar cornadas. Las peores, mentando el tema de esta obra. Moreno, que jamás se alivió, tampoco rehúye ahora bregar arrimado y decide hacer faena metido entre los pitones más astifinos de la actualidad: los toros y la política.

Decían los intelectuales del siglo pasado que la Fiesta constituía el verdadero termómetro social de nuestra (?) piel de toro. Pues bien, en esta época de impunidad y maltrato al pensamiento ajeno y la palabra propia, “Tribulaciones…” constituye un potente ejercicio de libertad creativa, ya que ensalza la creación –por modesta que sea, por artística que sea- como máxima definición de la existencia humana.

Con “Tribulaciones…” Morenito se duele burlonamente en tablas pero, al igual que el gran Berlanga en La vaquilla, acierta a caricaturizar –sin llegar al esperpento puntillero y aún tocando reflexivamente asuntos graves- las estériles disputas entre un pobre torero de la pobre España –trastornados de quimera y oropel- y unos políticos intransigentes, castradores y neoinquisitoriales. Miopes de futuro, ninguno vislumbra la tragedia social que se avecina, ni se someten al equilibrio propuesto por la clarividencia de un sanchopanza-mozospás.

Va por Uds.

Fernando Fdez.-Guerra Fdez.

“El Palacio Valdés aplaudió con ganas el nuevo proyecto de Jorge Moreno”.
“…lúcida caricatura…”.
“Como no podía ser de otra manera, ovación y vuelta al ruedo”.

ALBERTO PIQUERO, El Comercio (21-V-16)

“…Jorge Moreno (…) salió a hombros”.
“…un tanteo a la realidad nacional”.

SAÚL FERNÁNDEZ, La Nueva España (21-V-16)

“…el autor de “Tribulaciones…” acierta a caricaturizar asuntos graves con mucho arte”.
“…un esperpento en el que se refleja certeramente el momento que vive nuestro país en lo que a la cultura, a la política y a los cambios sociales se refiere…”.
“`Tribulaciones…´ hace pensar y sonreír y constituye un elocuente ejercicio de libertad creativa”.

HIGINIO DEL RÍO, Llanes, cosas de Llanes (4-VI-16)

VER FECHAS